viernes, 7 de mayo de 2010

CARTA ABIERTA.8

8
Se disponen de datos suficientes para demostrar su ineptitud y la lapidación constante del erario público en temas sin mayor relevancia para el común de los ciudadanos (en las hemerotecas hay cientos de noticias al respecto).
El mensaje a transmitir ha de ser claro, conciso, demoledor, contundente a la vez que ilusionante…….

Campaña-Discurso:

En los últimos tiempos el MOVIMIENTO no nacionalista ha vivido en la defensa permanente, soportando los insultos y utilizando un lenguaje políticamente correcto e inofensivo, comportándose de forma acomplejada para no herir las sensibilidades de aquellos a los que se está combatiendo………ya es hora de pasar al ataque:

Se ha de transmitir un mensaje coherente, serio y racional, sin tibiezas, el cual demuestre que el nacionalismo no acepta ni quiere Catalunya tal como es, su diversidad y su idiosincrasia. No comprenden la diferencia, su riqueza cultural. Su visión no es de un conjunto de distintas realidades, sino como algo propio monocolor sometido a su voluntad.
Tratan esta tierra, como el amante que intenta transformar a su pareja en el ideal onírico, sin respetar sus gustos y preferencias o la forma de ser de la misma. Eso no es amor sino egoísmo.

El no-nacionalismo, al contrario de ellos, tenemos un inmenso respeto a la diversidad, y quiere esta tierra tal como es, aceptamos sus diferencias;
No se reniega de la lengua catalana, el nacionalismo quiere suprimir la lengua castellana y por ende defendemos la libertad de elección.
Compaginamos Noche Buena con la comida de Navidad y Sant Esteve, el Cagatió con los Reyes Magos, els Castellets con los toros, la Sardana con la Feria de abril, la bandera española con la senyera, la dieta mediterránea con la cocina atlántica. Convivimos en armonía con el maremagnum de costumbres de la sociedad……

La clase política catalana actual se sustenta en principios elitistas, utilizando la lengua, costumbres y sentimientos en mantener su supremacía, considerando al ciudadano como un mero objeto bajo su yugo sujeto al vasallaje.
Asumen la territoriedad como un Pigmalión a su imagen y semejanza, donde debe aceptarse su superioridad, su jerarquía, para ser un buen catalán. En caso contrario acusan de atacar la esencia misma de Catalunya, al considerarla parte de su particular feudo.
Debe mostrarse como una confrontación del pueblo contra la élite dominante; La libertad y la democracia pura, contra el régimen, el centralismo. Un MOVIMIENTO CIVIL que propugna la igualdad de los individuos.
Hacer saber a la masa que unos centenares de familias, dirigen nuestros destinos a su antojo, copando todos y cada uno de los puestos de decisión, malgastando los caudales públicos, enriqueciéndose a nuestra costa como si de patricios se tratara.
Desmantelar los tics totalitaristas de la aristocracia catalana y la utilización del nacionalismo para perpetuarse en el poder. Eliminar la podedumbre y la corrupción de la burguesía que actúa anclada en el pasado, con la vista atrás como si viviéramos en el siglo XIX.